Project Description

En Llona Odontología Familiar creemos en la importancia de empezar a valorar la ortodoncia infantil cuando erupcionan los primeros molares definitivos, alrededor de los 6 años.

En este momento se valora la necesidad de colocar aparatos removibles o fijos o si hay que hacer un seguimiento para ir controlando el desarrollo y crecimiento del maxilar y la mandíbula.

Funcional o interceptiva

La ortodoncia infantil funcional/interceptiva engloba todos los mecanismos ortodónticos para intentar aprovechar la etapa del crecimiento de los niños y poder corregir anomalías esqueléticas (los huesos han crecido de más o de menos), funcionales o de malos hábitos (como la deglución atípica, la interposición del labio, el chupete, el hábito del dedo, etc.) que puede provocar un desequilibrio en el desarrollo de los maxilares, de la musculatura y del tercio inferior de la cara.

Este tipo de ortodoncia infantil se realiza cuando los niños están en dentición temporal o dentición mixta con el único objetivo de guiar el crecimiento de los maxilares. Es muy importante valorar cada caso, para saber el momento ideal de inicio del tratamiento de ortodoncia, puesto que tenemos que tener en cuenta varios factores.

Aparatos de ortodoncia infantil

Existen varios aparatos de ortodoncia infantil:

Ventajas

  • Evitar la falta de espacio y reducir la probabilidad de que los dientes permanentes queden incluidos o impactados dentro del hueso y provoquen diferentes alteraciones, como los típicos caninos incluidos.

  • Corregir la deglución atípica. Esta se produce cuando el niño o niña pone la lengua entre los dientes cuando traga y esto acaba derivando en un futuro en un mordisco abierto junto con otras consecuencias. Aparte del tratamiento de ortodoncia, es aconsejable que el niño o niña realice una reeducación miofuncional con una logopeda.

  • Es de gran ayuda en los casos de niños respiradores orales, puesto que si ensanchamos el paladar, el niño o niña puede hacer un buen sellado labial para conseguir una buena respiración. El resultado es que los niños respiran mejor, no roncan y duermen mejor.
  • Se evitan traumatismos de los dientes anteriores. Algunas veces los incisivos erupcionan con una inclinación excesiva que los hacen más vulnerables en casos de traumatismo, puesto que son los primeros dientes que se fracturan.

  • El hecho de solucionar los problemas esqueléticos durante el crecimiento nos permite que el tratamiento posterior (cuando el niño o niña ha recambiado todos sus dientes) sea más simple y corto, puesto que tenemos menos cosas para resolver.

Una vez el niño o niña ya ha hecho todos los recambios, alrededor de los 12-14 años, ya tiene todos sus dientes permanentes en boca.

En este momento se pueden llevar a cabo los tratamientos de ortodoncia con brackets para solucionar maloclusiones y malposiciones dentarias, con el fin de dejar los dientes muy alineados, con una correcta función para evitar futuros casos más complejos.

Primera visita

Tu primera visita incluye un estudio personalizado.

Pide tu primera visita

¿Tienes dudas? Envíanos tu consulta